• +52 (55) 8421 8080
  • Horarios de atención Lunes a Viernes de 9:00 a 19:00 horas

¿Que es un NAS? ¿Debería adquirir un NAS?

por Pablo Alberto Martinez Elton en April 29, 2024

¿Que es un NAS? ¿Debería adquirir un NAS?

¿Qué es NAS?

Un sistema NAS consiste en un dispositivo de almacenamiento de alta capacidad conectado a una red que permite a los usuarios y clientes autorizados almacenar y recuperar datos en una ubicación centralizada. 

En esencia, un dispositivo NAS consiste en un contenedor de discos duros que incluye inteligencia adicional para el uso compartido y la autorización de archivos. Dado que un dispositivo NAS emplea la tecnología denominada matriz redundante de discos independientes (RAID, Redundant Array of Independent Disks), puede distribuir y duplicar datos almacenados a través de varios discos duros. Esta redundancia garantiza la resiliencia de los datos en caso de que falle alguna de las unidades de disco.

¿Por qué las organizaciones emplean NAS?

Los sistemas NAS resultan versátiles, flexibles y escalables. Permiten ampliar soluciones existentes a medida que aumentan los requisitos de almacenamiento. Pueden entregarse ya sea con o sin discos instalados previamente, y disponen de uno o dos puertos USB para facilitar la conexión de impresoras o unidades de almacenamiento externas a la red, lo que brinda opciones adicionales para todos los usuarios conectados.

¿Cómo funciona un dispositivo NAS?

Un dispositivo NAS se ejecuta en cualquier plataforma o sistema operativo. En esencia, se trata de un paquete de hardware y software con un sistema operativo integrado gracias al cual puede operar de forma independiente. A menudo, se trata de una sencilla combinación de una tarjeta de interfaz de red (NIC), un controlador de almacenamiento, una serie de bahías para unidades y una fuente de alimentación. Los dispositivos NAS contienen entre dos y cinco discos duros para proporcionar redundancia y acceso rápido a los archivos. Aunque a menudo se piensa en el NAS como un mini servidor, no opera como tal y su controlador tan solo gestiona los discos para el almacenamiento.

En términos sencillos, el sistema NAS consiste en un dispositivo que se conecta directamente a la red, ya sea mediante Ethernet por cable (RJ45) o wifi, de modo que crea una LAN en lugar de una WAN. Se le asigna una dirección IP y la transferencia de datos entre usuarios, servidores y el NAS se realiza mediante TCP/IP. El almacenamiento conectado a la red opera con un sistema de archivos tradicional, que puede ser NTFS (New Technology File System) o NFS, para los servicios de archivos remotos y el uso compartido de datos. Se accede a todo el almacenamiento del dispositivo a nivel de archivo mediante el uso compartido de archivos.

Los dispositivos NAS brindan almacenamiento compartido como volúmenes montados en red y emplean protocolos como NFS y SMB/CIFS. Cuando se emplea para el almacenamiento compartido, el dispositivo NAS conecta varios servidores a un dispositivo de almacenamiento común. A menudo, estos «clústeres» se emplean para la conmutación por error a través de un volumen compartido en el clúster, que permite que todos los nodos accedan a los mismos datos.

Un dispositivo NAS se compone de los elementos siguientes:

  • Hardware: el hardware consiste simplemente en un servidor que contiene discos o unidades de almacenamiento, procesadores y RAM. Conocido como caja, unidad, servidor o cabezal NAS, transfiere solamente dos tipos de solicitudes: almacenamiento de datos y uso compartido de archivos.
  • Software: el software de almacenamiento se preconfigura e instala en el hardware descrito anteriormente. A continuación, se implementa en un sistema operativo ligero integrado en el hardware.
  • Conmutador de red: los usuarios acceden a los protocolos de transferencia de datos a través de este conmutador, que consiste esencialmente en un servidor central que se conecta con todo y enruta las solicitudes.
  • Protocolos: el protocolo de control de transmisión (TCP) combina archivos en paquetes y los envía a través de protocolos de Internet (IP).

 

¿Cuáles son las ventajas de utilizar el almacenamiento conectado a la red (NAS)?

Los sistemas NAS resultan cada vez más populares como opción de nivel empresarial, porque representan soluciones de almacenamiento eficaces, escalables y económicas. Al emplear un sistema NAS, los usuarios pueden trabajar juntos y dar servicio a los clientes con facilidad, puesto que los datos se encuentran accesibles de forma ininterrumpida. La elección de sistemas NAS frente a otras soluciones depende de los requisitos actuales de la empresa en cuanto a copia de seguridad y recuperación. Estas son las ventajas de emplear NAS para los planes de protección de datos y las necesidades empresariales:

Velocidad

Como dispositivo conectado a la LAN, un dispositivo NAS puede almacenar y transferir archivos de forma mucho más rápida. También puede realizar copias de seguridad con rapidez para proteger los cambios incrementales.

Control

El uso de un NAS significa que las empresas no recurren a terceros para el almacenamiento, de modo que mantienen el control total sobre el acceso a sus datos.

Facilidad de uso

Dado que la tecnología NAS lleva ya varios años en funcionamiento, los administradores se encuentran más familiarizados con la manera de configurar y gestionar estos sistemas. Además, la configuración resulta más sencilla, puesto que numerosas arquitecturas NAS cuentan con scripts simplificados o sistemas operativos optimizados ya instalados.

 

Acceso fiable

Al encontrarse en una red dedicada, los usuarios pueden acceder a los datos desde cualquier lugar. Asimismo, puesto que el sistema NAS se ubica físicamente en las instalaciones, no se encuentra sujeto a interrupciones del servicio de Internet.

¿Cuál es la diferencia entre los protocolos SAN y NAS?

Existen dos tipos principales de almacenamiento en red: NAS y las redes de área de almacenamiento (SAN). Tanto NAS como SAN se desarrollaron para que los datos almacenados se encontraran disponibles para varios usuarios simultáneamente. Cada una proporciona almacenamiento dedicado para un grupo de usuarios, aunque con enfoques completamente diferentes.

Un equipo NAS es un único dispositivo de almacenamiento relativamente asequible que sirve archivos vía Ethernet y que resulta fácil de configurar. Una SAN consiste en una red estrechamente acoplada de dispositivos que resulta algo más compleja de configurar y gestionar.

Desde la perspectiva de los usuarios, la mayor diferencia entre ellos es que el sistema NAS se ocupa de datos desestructurados, que incluyen audio, vídeo, sitios web, archivos de texto y documentos de MS Office, mientras que las SAN se ocupan de datos estructurados o del almacenamiento en bloque propio de las bases de datos.

Además, su funcionamiento difiere considerablemente. Ambos sistemas gestionan solicitudes de E/S, aunque un NAS lo hace para archivos individuales mientras que una SAN lo hace para bloques contiguos de datos. Y cada sistema emplea un protocolo diferente para mover el tráfico: NAS emplea el protocolo de control de transmisión/protocolo de Internet (TCP/IP) mientras que la SAN puede utilizar el protocolo de canal de fibra (FC) para redes de almacenamiento o el protocolo ISCSI basado en Ethernet.

Por último, difieren en cómo los ve el sistema operativo cliente. Para un sistema operativo cliente, el NAS aparece como un solo dispositivo que gestiona archivos individuales, mientras que una SAN se presenta al disco como el propio sistema operativo cliente. Como sistema de datos basado en bloques, la SAN a menudo constituye la opción elegida para albergar bases de datos fundamentales para el negocio, frente a los dispositivos NAS «económicos».

Aquí hay 7 razones por las cuales deberias comprar un NAS

  1. Espacio de almacenamiento flexible y seguro NAS es un centro de almacenamiento que puede ampliar de manera flexible el almacenamiento para datos en crecimiento y aprovechar la tecnología de protección de datos RAID.
  2. Comparte, sincroniza y administra archivos sobre la marcha El NAS de QNAP ofrece varias formas de administrar archivos, incluido el uso compartido y la sincronización remotos a través de aplicaciones móviles, un motor de búsqueda inteligente y la administración central de otros dispositivos NAS y almacenamiento en la nube.
  3. Administración de fotografías simplificada Cargue fotos automáticamente desde su teléfono al QNAP NAS y permita que la poderosa administración de fotos basada en IA cree álbumes para organizar ,explorar y buscar fácilmente.
  4. Protección completa de datos QNAP ofrece soluciones de respaldo para datos de respaldo desde computadoras, dispositivos móviles, la nube y correos electrónicos al QNAP NAS. Utilice las snapshots para restaurar datos y disfrute de una conexión remota segura a través del servicio myQNAPcloud Link.
  5. Integrado con su uso de nube Puede montar almacenamiento en la nube pública en su NAS para una administración y respaldo centralizados, logrando un equilibrio entre seguridad y conveniencia.
  6. Crear vigilancia de seguridad en el hogar también es fácil Puede configurar un sistema de vigilancia con un NAS de QNAP y el software QVR Elite junto con cámaras compatibles.
  7. NAS, también una computadora multifuncional NAS se convierte en su computadora personal.
  8. Ejecute una máquina virtual Windows® o Ubuntu® en el NAS, muestre el escritorio en un monitor a través de HDMI™ y utilícelo con un teclado y un mouse.


Hospede un sitio de WordPress en NAS
Instale la aplicación WordPress en su NAS y habilite la aplicación de base de datos. Cree un sitio web sin codificación, con datos almacenados de forma segura en su propio NAS.
Postproducción de vídeo
Elija un NAS de QNAP de mayor rendimiento que tenga 2,5 GbE, 10 GbE o Thunderbolt™. Almacene archivos de audio y vídeo de forma centralizada y edite vídeos directamente en el NAS en tiempo real desde su ordenador con mayor eficiencia.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


VOLVER ARRIBA